La Boqueria

Taller d’arquitectura i disseny

Colegio de Procuradores de Barcelona

Transparencia, calidez, sobriedad y confianza, son algunos de los atributos que una persona busca cuando obtiene los servicios de un procurador, uno de los oficios más antiguos del mundo. La nueva sede de los procuradores quiere representar estos valores, ser una sede visible y con un concepto claro, una imagen de servicio contundente que transmita confianza a sus clientes.

Dentro de una planta limitada debido a una estructura de fachada rígida y una altura libre de plantas relativamente bajas, el diseño de la nueva sede se concede a través de buscar la continuidad espacial y el flujo del espacio. Los cierres interiores curvan sus esquinas para hacerlas desaparecer y dar una sensación de continuidad en toda su.

Obra: Concurso Colegio de Procuradores de Barcelona, Tercer Premio

Arquitectos: La Boquería Taller de Arquitectura y Diseño

Situación: Barcelona

Año proyecto: 2016